Festival Marino Costero: La cultura y las tradiciones cubanas como base para la acción contra el cambio climático

por Gonzalo González Camacho, Universidad Central Marta Abreu de las Villas, Cuba

Institución promotoraEstación biológica “Flamenco rosado”
Organizaciones sociasProyecto “Hábitat 2”
Desarrollado porADAPTO-Cuba y comunidad
Profesores y estudiantes (ADAPTO-Cuba)Gonzalo González Camacho, Roberto Castro Castelo, Gabriela Martínez Nodarse, Carlos González Hernández
Líderes comunitariosTania Cruz Alberto
Miembros de la comunidadMúltiples residentes que participaron voluntariamente en la organización del festival
Otros participantesJaime Febles Acosta, Elizabetha Rivero Olivet, Mirta Romero Sánchez
Lugar de la intervenciónCuba, Villa Clara, Carahatas
Fecha del proyecto05/2020 – 05/2021
Aporte inicial del IDRCCAN$ 4,000
Otras fuentes de financiamientoProjecto “Hábitat 2”: CAN $240 (transporte)
Fig. 1. (encabezado) and Fig. 2. Espectáculo artístico celebrado durante la 16ª edición del festival en 2017. Foto: G. González.

Resumen

El Festival Marino Costero anual es el mayor evento cultural de la comunidad pesquera de Carahatas. Desde hace 20 años, el festival celebra las tradiciones locales y sensibiliza sobre el medio ambiente en Las Picúas Cayo Cristo, una zona costera protegida con fauna y flora de gran valor. El festival, de dos días de duración, incluye diversas actividades culturales y recreativas. Está organizado por la Estación Biológica (una organización medioambiental local), voluntarios de la comunidad y el municipio. Dada la reputación y el nivel de organización del evento, los investigadores de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas vieron en el festival una oportunidad para impulsar la sensibilización sobre el cambio climático y fomentar la adaptación en la comunidad. Los actores apoyaron el evento e integraron la orientación hacia el cambio climático dentro del tema medioambiental del festival. Aportaron información relevante sobre las causas y efectos del cambio climático, así como sugerencias sobre cómo adaptar el tema y las actividades del festival para futuras ediciones. Los investigadores también ayudaron a reforzar la alianza entre la Estación Biológica, los voluntarios y el municipio, concretamente invitando a representantes del Ministerio de Medio Ambiente. La asociación ampliada aprobó el tema y los cambios de programa, y ayudará a mantener la calidad de la organización a largo plazo. Lamentablemente, ni la edición de 2020 ni la de 2021 tuvieron lugar debido a las restricciones de salud pública aplicadas durante la pandemia de COVID-19. Sin embargo, los esfuerzos comunes invertidos en el nuevo programa y la asociación servirán para las próximas ediciones. La iniciativa muestra cómo aprovechar los eventos culturales existentes es un medio eficaz para poner en práctica la acción contra el cambio climático.

Descripción

Al comienzo de cada temporada de verano, un festival anima las calles y las playas de Carahatas, una comunidad pesquera situada cerca de la zona protegida de Las Picúas Cayo Cristo en Cuba. Desde su creación, hace 20 años, el festival ha transmitido mensajes ambientales clave y ha promovido un comportamiento ambiental responsable en la comunidad mediante la celebración de talentos artísticos y tradiciones locales. Las primeras ediciones se centraron en la importancia de proteger especies como el flamenco rosado, en peligro de extinción por la inadecuada eliminación de residuos y las prácticas de caza insostenibles. El evento es muy popular en la región. Los habitantes de Carahatas y de la región de Santa Clara -niños y adultos- participan en los festejos en gran número. Las actividades son muchas: actuaciones artísticas, discursos, bailes, concursos de literatura y pintura, exposiciones de artesanía alimentaria local, una fiesta nocturna, representaciones teatrales de niños, un desfile de carrozas y juegos populares en la playa y en el mar. Los organizadores (una organización ecologista local llamada Estación Biológica, y la alcaldía) sostienen que el festival ha mejorado notablemente los comportamientos y prácticas medioambientales. La zona costera libre de residuos y la creciente población de animales antes amenazados son pruebas de estos cambios.

Los investigadores de la Universidad Central Marta Abreu de Las Villas (UCLV) vieron el festival como una oportunidad para impulsar la sensibilización de la comunidad sobre los efectos del cambio climático y mejorar su conocimiento de las estrategias que deben aplicarse para ayudar a la población a adaptarse y reducir los riesgos. Los investigadores de la UCLV descubrieron que la comunidad sigue sin ser consciente del aumento de los riesgos inducidos por el cambio climático, como la subida del nivel del mar y las tormentas tropicales más dañinas. Es necesario aumentar la concienciación sobre estos riesgos para que la población de Carahatas pueda ser proactiva en la protección del asentamiento y la reserva natural, y en el mantenimiento de sus medios de vida tradicionales y de sus costumbres.

Aprovechando la reputación y la estructura organizativa del evento, los investigadores apoyaron a los actores del evento (la Estación Biológica, los voluntarios y los representantes del municipio) para recentrar las futuras ediciones del festival en el tema del cambio climático. La mayoría de las actividades de la iniciativa se centraron en la preparación de las próximas ediciones. Incluyeron sesiones de trabajo con investigadores, organizadores y algunos voluntarios, centradas en la selección de las nuevas actividades temáticas. Aquí, los investigadores aportaron información clave sobre las causas del cambio climático y sus impactos, tanto a escala global como en Carahatas. El grupo también discutió las acciones y políticas de adaptación al cambio climático en Cuba. Luego, los actores del evento planificaron las actividades del festival para que los participantes recibieran información precisa y se sintieran preparados para contribuir al debate. Por ejemplo, primero se ofrecería información sobre el cambio climático en los discursos. Después, se facilitarían los debates de seguimiento sobre cómo abordar el tema en Carahatas mediante concursos artísticos u otras actividades participativas. Desafortunadamente, las restricciones de salud pública aplicadas para contener la pandemia de COVID-19 hicieron imposible que se celebraran las ediciones de 2020 y 2021. La próxima edición tendrá lugar cuando las autoridades sanitarias vuelvan a permitir la realización de los encuentros sociales. Mientras tanto, los investigadores de la UCLV y los organizadores del festival están vigilando la situación y trabajando para conseguir financiación para las próximas ediciones.

Fig. 3. Celebración del festival en 2017. Foto: G. González.

Implementación y evolución

La idea de la iniciativa surgió de un estudio de caso realizado por investigadores de la UCLV en Carahatas. El estudio destacó la relevancia del festival como el mayor evento cultural de la comunidad. Los beneficios potenciales de basar una iniciativa sobre los efectos del cambio climático en un evento cultural tan popular se hicieron evidentes. A su vez, se decidió que los contenidos relacionados con el cambio climático se integrarían en el tema general del festival.

Para poner en marcha la iniciativa y desarrollar el nuevo tema, los investigadores de la UCLV trabajaron con organizadores y voluntarios, entre ellos líderes locales, profesores y especialistas de la Estación Biológica. Primero trabajaron juntos para generar un entendimiento común sobre el impacto del cambio climático en la flora y la fauna del área protegida, el pueblo y la Estación Biológica, que a su vez se encuentra en una zona inundable. Convencidos de su importancia para el futuro a mediano y largo plazo de Carahatas, los actores acordaron entonces poner los impactos del cambio climático en el centro de las nuevas ediciones del festival (Fig. 4, fases 1 y 2).

Este trabajo también dio lugar a la renovación de los compromisos de los organizadores, los voluntarios de la comunidad y la universidad para colaborar en la planificación de la edición de 2020 (fase 3). El gobierno municipal, los organizadores del festival y los voluntarios colaboraron estrechamente en las fases siguientes, con el apoyo de la universidad (Fig. 4). Los representantes locales del Ministerio de Medio Ambiente -específicamente, los encargados de la aplicación de la política nacional de adaptación al cambio climático- también se unieron a la asociación y proporcionaron información sobre las nuevas actividades. Los organizadores obtuvieron su apoyo científico para futuras ediciones del festival (fases 3, 4 y 5). Posteriormente, los investigadores y los organizadores del evento decidieron mantener la estructura y las actividades del festival. Esta decisión permitió aplicar el cambio temático sin causar un impacto financiero significativo. A continuación, planificaron con gran detalle las actividades de la edición de 2020, integrando los aspectos del cambio climático en las actividades existentes (fase 4). Por ejemplo, los organizadores adaptaron el concurso de pintura, que solía centrarse en las prácticas de protección del medio ambiente y en la belleza del entorno natural, para cambiar el enfoque hacia los efectos del cambio climático en la flora y la fauna locales, el pueblo y los medios de vida de los habitantes. Los organizadores del festival, las partes interesadas del municipio y los representantes del Ministerio de Medio Ambiente aprobaron los cambios para las futuras ediciones (fase 5). Las siguientes fases se pospusieron hasta que las condiciones sanitarias y epidemiológicas permitieran la celebración del festival. A pesar de que el COVID-19 paralizó las actividades públicas y las visitas a Carahatas, la organización del evento se llevó a cabo principalmente a través de las redes sociales.

Mapa de actores

Los investigadores de la UCLV y los representantes del Ministerio de Medio Ambiente se unieron a un equipo establecido de actores que ya estaban involucrados en la gestión del festival: una institución ambiental llamada La Estación Biológica (también responsable de la gestión del área protegida de Las Picúas Cayo Cristo), más de 50 voluntarios de la comunidad y el municipio de Carahatas. La participación de los investigadores de la UCLV fue especialmente importante en las primeras fases, como parte del proceso de convencer a los actores de la importancia del cambio climático en la conservación del ecosistema. Los investigadores también actuaron como mediadores entre los actores gubernamentales y los organizadores de la Estación Biológica durante el proceso de aprobación del cambio de temática. La Estación Biológica, principal organizadora del festival, recibió positivamente la idea y luego dirigió el proceso de adaptación de las actividades al nuevo tema. Los investigadores de la UCLV proporcionaron apoyo científico y técnico. Los voluntarios de la comunidad contribuyeron a la planificación preliminar y detallada del nuevo tema y las actividades (fases 3 y 4). Serán esenciales para la realización de las actividades previstas para la próxima edición del festival.

Fig. 4. Evolución del microproyecto y participación de actores.

Resultados

  • Sensibilización de los organizadores del festival y de otras partes implicadas en el mismo sobre la necesidad de centrarse en los efectos del cambio climático en el futuro de Carahatas.
  • Aprobación e incorporación del nuevo contenido temático sobre las causas y los efectos globales del cambio climático, su impacto en Carahatas y las medidas de adaptación necesarias en la comunidad. El cambio climático será un tema central de las futuras ediciones del festival y sus actividades.
  • Planificación y adaptación de las actividades del festival para que se ajusten al nuevo tema central. Las actividades incluyen concursos de pintura y literatura, discursos, representaciones teatrales de niños y bailes.
  • Fortalecimiento de la asociación existente entre la Estación Biológica, los voluntarios de la comunidad, el municipio y el Ministerio de Medio Ambiente.
Fig. 5. Suelen organizarse concursos de artes plásticas y literatura dentro de la temática del festival (16a edición en 2017). Foto: G.
González.
Fig. 6. Concursos de artes plásticas. (16a edición en 2017). Foto: G.
González.

Lecciones aprendidas

El nuevo tema y el contenido del festival están pendientes de ser “probados” con el público. Todavía no sabemos cómo contribuirá el evento a sensibilizar sobre el cambio climático y a fomentar la acción en Carahatas. Sin embargo, las fases preparatorias ya han aportado varias lecciones.

Una de las más importantes está relacionada con las ventajas de aprovechar un evento existente con estructuras organizativas, prácticas y colaboradores establecidos, en lugar de crear una iniciativa completamente nueva. Sabemos que estas ventajas son significativas. En Carahatas, los actores pudieron iniciar la acción contra el cambio climático integrando las asociaciones existentes y colaborando con nuevos actores (por ejemplo, la UCLV y el Ministerio de Medio Ambiente), todo ello limitando los gastos financieros adicionales. El resultado -un festival de dos días centrado en el cambio climático y listo para su puesta en marcha- se logró con especial eficacia.

Sin embargo, lo fundamental fue identificar los intereses comunes que compartían todos los actores implicados, desde el principio del proceso de organización. En esta iniciativa, descubrimos que los organizadores, el municipio y la delegación municipal del Ministerio de Medio Ambiente tenían un interés compartido en trabajar juntos en el tema del cambio climático. Además, es importante crear las condiciones que faciliten la sostenibilidad de la iniciativa, tanto en términos de financiación como de información y asesoramiento. No todas las ediciones anteriores del festival tuvieron la misma calidad en términos de logística y organización. El trabajo realizado para reforzar la asociación existente ayudó a garantizar la legitimidad, la financiación y la relevancia de las siguientes ediciones.

La pandemia de COVID-19 impidió la realización de los festivales de 2020 y 2021. Sin embargo, fue posible completar una parte considerable del trabajo de planificación y organización a través de los canales de comunicación digital. Los investigadores se han mantenido en contacto con los organizadores, ofreciéndoles información actualizada sobre los efectos del cambio climático y la aplicación de la política nacional de cambio climático. Este intercambio continuo ha permitido mantener actualizados los planes y el contenido de las actividades.

Fig. 7. Las actividades del festival reúnen a muchos miembros de la comunidad (16a edición en 2017). Foto: G. González.

Futuras acciones y replicabilidad

La próxima edición del festival, prevista inicialmente para 2020, tendrá lugar cuando se levanten las restricciones de salud pública. Como suelen hacer, los organizadores se pondrán en contacto con la prensa regional y nacional para garantizar una buena cobertura del festival. Tras esta edición, las partes interesadas revisarán las actividades del festival y el programa con vistas a mejorar futuras ediciones.

Teniendo en cuenta la gran participación de la comunidad en las otras iniciativas locales de ADAPTO, se espera que el evento tenga éxito a la hora de generar un interés popular por las problemáticas relacionadas con el cambio climático. La idea de adaptar eventos culturales populares existentes integrando un tema de cambio climático y/o actividades relacionadas con el cambio climático es realmente prometedora y podría ser aplicable en otros contextos similares. En Cuba hay muchas fiestas populares. El Carnaval es un ejemplo destacado de fiesta que se celebra en todo el país. Otros eventos culturales, como el Festival de Cine Pobre de Gibara, también podrían inspirarse de la iniciativa de Carahatas.